La preocupación por tener un cabello sano, voluminoso y brillante es cada vez más común tanto en hombres como en mujeres. A nivel social, el cabello es más que un filamento con raíz nacido en un folículo piloso, es algo estético que influye en nuestra imagen personal, en como nos vemos a nosotros mismos y en cómo nos ven los demás.

El hecho de tener un cabello sano pasa por distintos requisitos que normalmente no se contemplan en las campañas publicitarias realizadas por decenas de marcas de cosmética capilar. La clave para tener un cabello sano no está solamente en el uso de un producto concreto, en una mascarilla extra-hidratante o en un champú específico. El uso de productos de alta calidad es vital para mantener un cabello sano, pero es también igual o más importante mantener unas rutinas específicas para lograr tener un cabello sano de verdad, de la raíz a las puntas.

Consejos para conservar la salud de nuestro cabello

  1. Lavar el cabello cada 2 o 3 días, permitiendo la recuperación de la emulsión epicutánea. Aunque, dependiendo de las necesidades y actividades de cada persona, el intervalo de tiempo puede variar, es muy recomendable no lavar el cabello todos los días.
  2. Lavar el cabello y el cuero cabelludo con un champú apropiado de emulsión suave mínimamente detergente, que respeten el PH natural de la piel, entre 4,5 – 5,9, que mantenga el equilibrio de nuestra piel y no la irrite.
  3. No lavar el cabello con agua excesivamente caliente, la temperatura no debe superar los 37º.
  4. Realizar la aplicación del champú con la yema de los dedos efectuando suaves movimientos de frotación, desde la nuca hacia la parte frontal. Es sumamente importante limpiar el cuero cabelludo, es la base del cabello. Dejar actuar el champú entre 3 y 4 minutos, así podrá realizar su función tanto de limpieza como de nutrición.
  5. Usar un acondicionador altamente nutritivo es un buen aliado para neutralizar la electricidad estática de la cutícula y aportar suavidad y brillo al cabello, además de relajarnos con un suave masaje.

6. Al terminar el lavado es importante no frotar con fuerza con la toalla, mejor hacerlo con suavidad ya que podemos romper el pelo.

7. En caso de problemas de caída, caspa, grasa, dermatitis, etc., aplicar si procede la loción específica para el problema. Las lociones se pueden aplicar con el cabello recién lavado o en seco, sea como sea siempre se aplicarán directamente sobre el cuero cabelludo efectuando un suave masaje con la yema de los dedos.

8. Una vez a la semana o cada dos semanas es muy importante realizar un peeling capilar. Es el paso más importante para mantener un cabello sano, ya que con el peeling lo que hacemos es limpiar en profundidad el cuero cabelludo, oxigenándolo y evitando muchas alteraciones del cabello como son la grasa y la caspa.

9. Si se considera necesario y especialmente en melenas medias y largas, es muy aconsejable aplicar una vez por semana una mascarilla hidratante por todo el cabello. Combatiendo así la sequedad y el encrespamiento, además de darle un plus de nutrición y brillo a nuestro cabello desde la raíz hasta las puntas.

10. Una alimentación equilibrada, ejercicio físico y un estado relajado y positivo es fundamental para la salud de todo nuestro cuerpo, incluido por supuesto, nuestro cabello.

Para solicitarnos asesoramiento e información acerca de nuestros productos, puedes ponerte en contacto con nosotros.